Comisión de Descubierto

Entre las comisiones que aplican los bancos está la comisión de descubierto. Es la comisión que te cobra un banco por dejar la cuenta en descubierto (en números rojos). Es un porcentaje que te cobran sobre el saldo por el que te has quedado en descubierto. Por ejemplo, si tienes -10 euros en el banco, te aplican el porcentaje sobre ese saldo. Es una comisión que te la cobran por el derecho a que te puedas quedar en descubierto. Normalmente hay un límite de descubierto, a partir del cual ya no pueden adeudarte más cargos.

Sin embargo, la comisión por descubierto cuenta tres limitaciones muy importantes, que deben ser conocidas por los clientes de cualquier entidad:

  1. No se puede cobrar esta comisión cuando: el descubierto es causa sólo de las diferentes fechas de valoración atribuidas a los ingresos y reintegros en la cuenta por los procedimientos bancarios. Es decir si a ti te ingresan la nomina el día 30 y ese mismo día te adeudan un cargo importante, el banco no puede decir que te pasa primero el cargo y por tanto te quedas en números rojos primero, cobrándote la comisión, y después te pasan la nómina. Y esto es así, por que ambas operaciones tienen la misma fecha.
  2. La comisión por descubierto sumada a los intereses producidos por tal descubierto no puede llegar a una TAE superior a 2,5 veces el interés legal del dinero en cada momento.
  3. No se puede cobrar una misma comisión dos veces por el mismo descubierto.

Por último comentar que si te quedas en descubierto, además de cobrarte esa comisión, te cobrarán los intereses correspondientes por ese crédito que te ha otogado el banco. Es decir, el cargo que te han pasado, lo ha avalado el banco y lo ha pagado por ti. Como te ha dejado el dinero, te cobra los intereses.

Comparte¡¡Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Email this to someone
Tagged . Bookmark the permalink.

Deja un comentario