Subrogación

Definición sencilla:

Lo que a ti te interesa saber es que, en una hipoteca, subrogación es el acto por el cual cambias el banco que te ha prestado el dinero a un tipo de interés, por otro banco que te ofrece un tipo de interés más bajo.

También se puede considerar subrogación cuando lo que cambia no es el banco sino la persona deudora del préstamo, osea tú. Eso ocurre cuando el promotor de una obra, ha solicitado un préstamo para ejecutar la obra, y cuando le compran los pisos, lo que hace es dividir la deuda entre los pisos que le compran y traspasa la deuda a los compradores.

 

Definición Compleja:

En una operación bancaria, una subrogación es el acto por el cuál se sustituye al deudor o el acreedor por otro deudor o acreedor. Se trata de un término empleado en el ámbito jurídico de la operación en si misma, relacionado con la delegación o reemplazo de obligaciones de unas personas o entidades por otras, es decir, se trata de un acto jurídico mediante el cual una persona o entidad sustituye a otra en una obligación. Por lo tanto, la subrogación puede darse en cualquiera de las dos posiciones de una obligación: posición deudora y acreedora.

 

Te puede interesar también el artículo: Subrogación: ¿Tienes una hipoteca desde hace tiempo? cambia de banco y pagarás menos.

Comparte¡¡Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Email this to someone
Tagged . Bookmark the permalink.

Deja un comentario