Truco para hipotecas en divisa

Ya hemos hablado de las Hipotecas Multidivisas o Hipotecas en divisa y de su poca conveniencia a largo plazo: ¿Realizar una hipoteca en otra divisa?

Hay mucha gente que lo está pasando mal por haber contratado la hipoteca en otra divisa que tiene un tipo de interés más bajo y le ha salido mal la jugada porque, por ejemplo, el yen está a un tipo de cambio bajo respecto al euro.

Es decir, imaginemos que 1 yen = 1 euro, si contratas una hipoteca de 100.000 euros será al 2,5% pero si haces el cambio a yenes serán 100.000 yenes a un 1,5%, porque el tipo de interés en hipotecas en yenes es más barato porque se contrata realmente en Japón.

El problema de estas hipotecas es que si tú por ejemplo contrataste la hipoteca anterior, pero resulta que ahora el tipo de cambio es 1 yen = 2 euros, eso significa que ya no debes 100.000 sino 200.000, con el consiguiente recálculo de la cuota mensual al alza ya que cada mes tu banco convierte tus euros en yenes para pagar la cuota en yenes. Esto significa que un mes puedes pagar una cuota de 1000 yenes=1000 euros y al mes siguiente una cuota de 1000 yenes = 2000 euros (“a grosso modo”).

Existe una fórmula para evitar estos desajustes en el tipo de cambio y es tener una cuenta en yenes para evitar el cambio de divisa, es decir, pagas directamente en yenes, con lo que vas a pagar un mes 1000 yenes y otro mes 1000 yenes. Eso si, los yenes los has debido comprar cuando el tipo de cambio esté bien. Es decir, conviene gastar algo de dinero, para comprar yenes, en caso de que el tipo de cambio esté muy favorable y guardarlos. Imagina que de repente el tipo de cambio está a 5 yenes = 1 euro, pues si tienes dinero, en ese momento es preferible comprar yenes para tenerlos guardados e ir pagando con ellos en épocas en las que el tipo de cambio está peor. E incluso, esos yenes,  no solo los puedes tener de remanente para épocas en las que el tipo de cambio está peor, sino que también puedes aprovechar a comprar yenes a un tipo favorable para amortizar parcialmente el préstamo con esos yenes y reducir el capital pendiente.

Te puede interesar también: A la hora de amortizar, ¿Qué es mejor, disminuir cuota o reducir plazo?

 

Comparte¡¡Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Email this to someone
Tagged . Bookmark the permalink.

Deja un comentario