El problema de algunos bancos en España

El problema de algunos bancos  es que la gente que los dirige, actúa por impulsos, no hay una estrategia definida, hoy hacen una cosa, y mañana dicen lo contrario, no parece que se piensen bien las estrategias de negocio y mira que es fácil ganar clientes con sólo tomar medidas con sentido común. Os voy a poner un simple ejemplo de cómo un banco podría ganar clientes y dinero, dejando al cliente contento y con una actuación que muchos bancos no cumplen.

Hoy en día, es cada vez más habitual comprar por internet. Mucha gente no sabe que existen unas tarjetas virtuales, que son como una tarjeta de verdad  que no tienen soporte físico de plástico(te dan el número de la tarjeta y el CVV nada más), pero con la ventaja de que son prepago, es decir, tu la recargas cuando quieras. Eso significa que son tarjetas más seguras para la compra por internet, ya que es como una cámara estanca de donde, en caso de que se hagan con ese número y tu código cvv, no podrán intentar cargarte más dinero del que tengas en la tarjeta guardado. En algunos bancos te cobran un 1% por cada recarga y esto es sencillamente una muy mala idea, y os voy a decir por qué:

Un amigo que tengo ha querido hacer una compra a una web china, claro le han entrado las dudas de si meter su tarjeta normal de débito en la web. Se ha enterado que existen tarjetas virtuales, y se ha puesto a investigar si su banco tiene esa posibilidad y resulta que le cobran el 1% de cada recarga.

– Si otro banco te ofreciese la tarjeta virtual gratis, sin comisión de recarga, e incluso sin tener que darte de alta como cliente del banco, lo que ganaría el banco es lo siguiente:

a) Te llevas la comisión que le cobran a los comercios, por comprar con tarjeta.

b) Tus clientes se sienten más seguros comprando por internet y con su banco.

c) Surge la posibilidad de un nuevo cliente potencial del banco, ya que le puedes enviar el extracto de la cuenta virtual, con publicidad de tus productos y con el ofrecimiento de crearse una cuenta en el banco, si es que no se ha hecho ya cliente.

d) Normalmente yo uso la tarjeta para pagar pequeños importes periódicos, y también otros importes mayores, pero para no tener que estar cargando cada mes, cada vez que cargo, suelo cargar 60 euros que se acaban en 2 o 3 meses, a veces más tiempo. Por el dinero que queda guardado dentro de la tarjeta recarga, como cliente a mi no me dan intereses, sin embargo el banco si que puede ganar dinero con él realizando las operaciones financieras que realiza habitualmente para generar más dinero con los depósitos, etc, que la gente les deposita.

– Ahora bien, si tú como banco, regalas esa tarjeta del mismo modo que ofreces la tarjeta de débito o crédito, consigues más beneficios:

a) Multiplicas el número de personas que van a usar este tipo de tarjeta. Sobre todo si abres la posibilidad de poder usar esta tarjeta sin tener que ser cliente del banco. Lo cual al final es una ventana a un cliente potencial.

b) Multiplicas la gente que recarga las tarjetas y con el dinero que se queda depositado en esas tarjetas virtuales, se pueden generar aún más beneficios.

c) Consigues que las estafas y robos de tarjetas, sean menores, y que en caso de que se hagan con estas tarjetas, el dinero que puedan robar, es mucho menor, porque, la gente cuando va a hacer una compra grande, es cuando recarga la tarjeta, mientras tanto la tarjeta se queda con pequeñas cantidades que oscilan entre 0 y 100 euros, con lo que sólo te podrían hacer el desfalco de ese dinero. Como banco te has evitado pagar la indemnización del robo de una cantidad de dinero mayor que puede ser de miles de euros.

El banco gana, y tu como cliente, ganas en seguridad y en operatividad a la hora de realizar compras por internet.

Comparte¡¡Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Email this to someone
Bookmark the permalink.

Deja un comentario